Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

ACB | REAL MADRID 85 - 58 HERBALIFE GRAN CANARIA

El Chacho lidera a un Real Madrid intratable ante el Gran Canaria

El Real Madrid derrotó al Herbalife Gran Canaria por 85-68 con un gran tercer cuarto del Chacho Rodríguez, que revolucionó al equipo blanco y rompió un partido hasta entonces igualado. Los blancos, además, acabaron con un jugador menos por la expulsión al final del primer cuarto del escolta estadounidense Jaycee Carroll, al que señalaron una doble técnica por protestar.

Efe | Madrid | Actualizado el 13/12/2015 a las 22:03 horas

Sergio Rodríguez entra a canasta

Sergio Rodríguez entra a canasta / Efe

El canario Rodríguez, con 14 puntos y 8 asistencias, fue la clave del Real Madrid en un partido en el que también marcó diferencias desde el inicio Sergio Llull (15 puntos, 5 rebotes) y que terminó con muy buenos números el estadounidense Jeffery Taylor, el máximo anotador del duelo con 17 tantos.

El partido tuvo un arranque igualado, con el estadounidense del 'Granca' Brad Newley robando el primer balón y anotando, aunque Sergio Llull -pese a sus molestias musculares- tardó apenas tres minutos en poner a su equipo a correr y remontar el 2-6 inicial de los amarillos.

El Granca resistió

Pese a la resistencia del esloveno Allen Omic por el interior, Sergio Rodríguez, con un triple, y el mexicano Gustavo Ayón, robando al base estadounidense del Gran Canaria Kevin Pangos la cartera en ataque, corriendo y anotándose un mate, ponían una primera clara ventaja blanca (14-8, min, 5) Aíto García Reneses paró el partido y buscó con Albert Oliver y el estadounidense DJ Seeley más alternativas en ataque.

Una canasta de cada uno acortaba el marcador, que se quedaba en 23-20 al final del primer cuarto, con un intento final de triple del estadounidense Jaycee Carroll que no entraba. El escolta madridista protestó la defensa de Albert Oliver con tanto ímpetu que los colegiados le pitaron la doble técnica y se fue expulsado del partido.

El incidente enfadó a la grada y enrareció el ambiente del partido, que el Gran Canaria pasaba a liderar tras los dos tiros de Oliver y la canasta en la posesión de Seeley. El conjunto amarillo intentó aprovechar la circunstancia ubicando a Pablo Aguilar para buscar sus pociones exteriores, pero no llegó a distanciarse, gracias al trabajo del local Jeff Taylor, que percutiendo en el interior y provocando faltas personales mantenía la igualdad (31-31, min. 15).

El Chacho, la clave

Los minutos finales del segundo cuarto permitieron ver el debut en casa del senegalés Maurice Ndour, que aportó tres rebotes en defensa y mostró elasticidad y rapidez en su juego. En el marcador, igualdad casi absoluta y algunos detalles en la combinación canterana madridista, con el croata Luka Doncic asistiendo y Willy Hernangómez anotando, que contribuía a un parcial 6-2 local con el que se llegaba con 39-37 al descanso.

Cuando parecía que el tercer periodo iba a mantenerse en un apacible intercambio de canastas, apareció Sergio Rodríguez. El base canario del Real Madrid comenzó con un eslalon a la defensa amarilla con el que puso el 43-39 y fabricó por sí solo un parcial 12-2 para el Real Madrid en el que anotó nueve puntos y puso el 53-41 para los suyos (min. 26).

El 'Chacho' no solo fabricaba sus propias ocasiones, sino que atraía hacia sí a los defensores para permitir triples liberados a sus compañeros, como el que cedió a Thomkins para que firmara el 58-50 desde los 6,75 metros (min. 29), ante un Gran Canaria que solo reaccionaba desde los tiros libres de Pangos o Rabaseda, para llegar al último periodo once abajo, 62-51.

Doncic sigue creciendo

Gran Canaria buscaba la remontada encomendándose al juego interior de Sitapha Savané primero y Eulis Báez después, mientras que el Madrid veía detalles de calidad de Doncic sin efectividad, que correspondía a sus compañeros estadounidenses Taylor y Thomkins para mantener y aumentar la diferencia, que era de veinte puntos a falta de 3:15 para el final (77-57), tras un mate de Taylor y una canasta de Hernangómez que prácticamente sentenciaban el partido.

El encuentro terminaba en fiesta madridista, con un Doncic poniendo un pase espectacular para el mate de Ndour y luego firmando dos canastas consecutivas, que sellaban el triunfo blanco por 85-68. Un espaldarazo para el equipo de Pablo Laso de cara al duelo decisivo de Euroliga del próximo jueves contra el Estarburgo francés.