Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

LIGA BBVA JORNADA 24 | ATLÉTICO - ALMERÍA

El Atlético necesita una reacción rápida tras la debacle de Vigo

Después del pésimo encuentro ante el Celta de Vigo, el Atlético vuelve a la competición doméstica y recibe al Almería en el Vicente Calderón. Los andaluces pueden ser quienes paguen el pato del error del tridente, y Griezmann y Mandzukic serán la doble punta de lanza ofensiva que Simeone ponga en liza frente a los de JIM. Vuelve Arda Turan.

Jorge Bautista | Madrid | Actualizado el 07/05/2015 a las 21:29 horas

Griezmann y Diego Godín Griezmann y Diego Godín celebran un golcelebran un gol ante el Levante.

Griezmann y Diego Godín Griezmann y Diego Godín celebran un golcelebran un gol ante el Levante. / EFE

Menudo jarro de agua fría se llevó el Atlético la pasada jornada. Tras el 4-0 ante el Real Madrid, rapapolvo en Vigo con derrota por 2-0 frente al Celta. Sí, todo lo que era bello cuando acabó el derbi se volvió gris en el verde de Galicia. Por suerte, los rojiblancos tienen ya un nuevo partido. Uno en casa, ante su público, para demostrar que lo mostrado en territorio gallego es solo una excepción que no se corresponde con la realidad que vive el campeón de la Liga BBVA.

Y es que la primera parte ante el Celta fue tan mala que hay que echar la vista atrás, bastante atrás, para encontrar una igual o peor. Sí, la del Athletic también fue digna de estudio, pero el tridente de Torres, Griezman y Mandzukic fue tan ineficiente que ni siquiera los dos errores arbitrales son excusa para justificar la pobre imagen y el cero en el casillero que el Atlético sacó de Vigo. Lección aprendida, y a seguir con el 'partido a partido'.

Ya lo pasado en Galicia no cuenta para más que para sacar conclusiones y que no se repita. La lucha ha dejado de ser revalidar título y, como todo parecía indicar viendo la obligada renovación que han hecho en el seno rojiblanco esta temporada, el objetivo es la Champions. Es la pelea con Valencia y Sevilla, y sumar de tres en tres en casa es algo obligado para ocupar la tercera plaza cuando se llegue al término de la jornada 38.

El tridente se queda en Vigo
Será muy ventajoso que el ataque del Atlético esté tan acertado como ante el Real Madrid. Después de que no saliera a nada ante el Celta la moral puede ser un enemigo igual o más fuerte que el Almería, pero no hay que llevarse a engaños. Un mal día lo tiene cualquiera; muchos buenos días sólo los tienen los mejores. Sólo los tienen jugadores como Griezmann, como Mario Mandzukic y como el señor Arda Turan, al que tanto se echó de menos en Vigo.

El turco es pieza clave. Lo es porque es el único jugador que ofrece algo diferente a los gladiadores de Simeone. Porque es el que pone la pausa, el estilo y el talento en una línea de medios pensada por y para el trabajo colectivo. Es él quien hace jugar a Griezmann, y si Griezmann juega todo es más sencillo. El galo y Mandzukic formarán en ataque, y Fernando Torres esperará en el banquillo. El tridente ya no tiene pinta de que se vaya a repetir.

El Almería, otro con JIM
Ante el Almería seguro que no. Los andaluces están inmersos en su particular batalla por evitar el descenso, y la llegada de Juan Ignacio Martínez al banco andaluz les ha dotado de un gen de combate y de luchar cada partido al máximo independientemente del rival. Por ello están cuatro puntos por encima de la zona roja, y despacio, pasito a pasito, van sumando los necesarios para evitar una temporada más la tan temida caída a los infiernos.

Así, sin hacer mucho ruido, llevan tres partidos consecutivos sin conocer la derrota. Eso sí, el Vicente Calderón son palabras mayores, aunque el feudo rojiblanco ya ha visto pinchar a los suyos ante Celta y Villarreal. El bagaje, aún así, es brutal, con 31 tantos a favor y sólo nueve en contra en casa. Con esta premisa se podría pensar que el Almería tiene ante sí una misión casi imposible. En ese 'casi' está su esperanza.