Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

JORNADA 28 | ATLÉTICO DE MADRID 2-0 GETAFE

Atlético de Madrid 2 - 0 Getafe. Torres pone cabeza y el Atlético gana fácil con lo mínimo

El Atlético de Madrid ha tirado de su especialidad, las jugadas a balón parado, para volver a la senda del triunfo en Liga tres jornadas después. De esa forma anotaron Fernando Torres y Tiago, ambos rematando sendos saques de Koke en la primera parts. Los rojiblancos se mantienen cuartos y a un solo punto del Valencia.

Alberto Mendo |  Madrid |  Actualizado el 22/09/2017 a las 14:32 horas

A la cuarta fue la vencida y el Atlético de Madrid dejó de empatar para volver a la senda de la victoria en el derbi contra el Getafe (2-0). El equipo rojiblanco volvió a tirar de su especialidad, las jugadas a balón parado, para remediar uno de sus males en los últimos partidos, la falta de gol. De esta forma, instalados en la cuarta plaza de la Liga BBVA, se mantienen a un punto del Valencia, mientras que los de Pablo Franco pierden fuelle en la zona templada de la tabla.

Con un once titular lleno de cambios respecto al que se enfrentó al Bayer Leverkusen, con hasta cinco bajas, el Atlético comenzó el partido pleno de intensidad. Y esa motivación tuvo premio con un delantero que se va a hacer famoso por marcar antes de que los espectadores tomen asiento en el estadio: Fernando Torres anotó en el minuto 2 tras rematar un saque de falta de Koke.

El '9' rojiblanco y Koke fueron los que se encargaron de inquietar de forma constante a la zaga visitante durante los primeros veinte minutos, en los que los locales asediaron la meta de Guaita. El centrocampista tuvo, de hecho, el segundo en sus botas, y el Calderón lo estaba cantando, pero el balón, tras golpear en el palo y rebotar en una bota del guardameta getafense, perdió velocidad y dirección en su camino a la portería.

Raúl Jiménez, rozando el palo derecho, y Koke, en un control algo forzado y ante el que estuvo muy atento Guaita, pudieron marcar distancias en el marcador antes de que el Getafe comenzara a despertar. Hinestroza, en el minuto 25, tuvo la mejor ocasión visitante de la primera parte pero el getafense se paseó por todo el área buscando el mejor hueco y evitando golpear con la derecha y su intento final se tropezó con la defensa atlética. Oblak fue el que salvó del empate a continuación al acertar en una salida cuando Álvaro Vázquez se preparaba para controlar un buen pase en largo que le hubiera dejado en un mano a mano.

Con el Getafe de menos a más y el Atlético frenando el ímpetu de su arranque, el dominio se fue repartiendo y por momentos estuvo más cercano el gol visitante que el local. Sin embargo, los de Simeone volvieron a tener premio a balón parado y al borde del descanso: Koke saca la falta y envía el balón al área, Jiménez prolonga (en probable fuera de juego) y Tiago remata a gol.

La siesta llegó tras el paso por los vestuarios, a pesar de que el Getafe debía redoblar su apuesta ofensiva para ir al menos a por el empate. Además, el Atlético se vio liberado de tensión, para lo bueno y para lo malo, y esa falta de ambición se tradujo en un juego más plano. Con Godín y Giménez haciendo un trabajo serio en defensa, los locales tampoco sufieron, ya que el equipo azulón (esta vez de amarillo) mostró querer pero no poder en un mal partido de Pedro León, con Sarabia casi inédito.

Los visitantes no bajaron los brazos pero nunca dieron la impresión de poder aspirar al empate. Torres pudo marcar el segundo en un remate en plancha en el minuto 77, al igual que Tiago en la recta final del partido. Ya no llegaron más goles. El Atlético cumplió con lo mínimo y suma tres puntos, que para Simeone es lo importante en su particular lucha por ser terceros.