Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

JORNADA 37 | ATLÉTICO 1-1 MÁLAGA

El Atlético empata ante el Málaga y desperdicia otra ocasión para ganar la Liga

Un Atlético con miedo al éxito no pasó del empate ante el Málaga en el Vicente Calderón y se deberá jugar la Liga en una 'final' ante el Barça en el Camp Nou. Los rojiblancos se vieron por detrás en el marcador por un gol de Samu y fue Toby Alderweireld quien puso las tablas. Adrián y Sosa estuvieron a punto de dar la victoria a los de Simeone.

Jorge Bautista | Madrid | Actualizado el 07/05/2015 a las 22:15 horas

David Villa se lamenta

David Villa se lamenta / Getty Images

Dos finales en una semana. Ése es el futuro más cercano que tiene el Atlético. El 24 de mayo, la ya conocida frente al Real Madrid por la Champions en Lisboa. Pero en la última jornada de Liga tendrá otra. Será ante el Barça, en el Camp Nou, en un partido en el que ambos equipos se jugarán el título del campeonato doméstico. Y todo por el empate a uno que los rojiblancos han cosechado ante el Málaga en el Vicente Calderón.

En un Vicente Calderón a rebosar, repleto de hinchas colchoneros dispuestos a festejar una victoria de su equipo que podría significar la Liga. La décima Liga. Que habría significado justamente eso debido al empate del Barça en el Martínez Valero. Pero no hubo victoria. No hubo festejos. Hubo un equipo que salió con miedo al éxito y que acabó condenado a seguir sufriendo una jornada más por despertar demasiado tarde.

Porque el Atlético no salió como suele salir el Atlético de Simeone. Salieron agarrotados, con las piernas pesadas y con menos frescura de la normal. Los pases fáciles se complicaban; los pases complicados directamente no llegaban a su destino. Todo frente a un muy ordenado Málaga que salió a no perder y a intentar cazar con Roque Santa Cruz algún balón largo para sorprender a la defensa rojiblanca.

Samu silencia al Calderón
Al final no fue el paraguayo quien lo logró, sino que fue Samu quien aprovechó un error garrafal de Toby para hacer el 0-1 con Courtois saliendo en falso. Mucho premio para el Málaga, quizás. Pero castigo merecido para un Atlético que sólo a partir de ahí consiguió comprender por qué luchaba, que a partir de ahí empezó a saber que la situación que  viven es una que a saber cuándo se vuelve a repetir.

Ahí cambió el chip. Con el tanto albiceleste. En el minuto 65. Con una hora de partido perdida en la que el peligro llegó como suele llegar siempre, a balón parado, en la cabeza de Alderweireld y Raúl García, y también por medio de un Villa que sigue muy fallón y que mandó al larguero una ocasión clarísima tras una dejada del 8 rojiblanco. Ése fue el bagaje en una hora. Una hora en que realmente parecía que había auténtico miedo a las alturas.

El Atlético despertó tras 65 minutos sesteando
Pero el gol del Málaga les hizo bajar a la tierra. Les hizo recuperar el espíritu del 'partido a partido' con el que a pesar de no tener la mejor plantilla de España están peleando por la Liga en hasta el final. Intensidad, presión, garra y lucha. Y por fin ocasiones. En una de ellas llegó el tanto de Alderweireld, de corner, como forma de 'disculpa' tras su error en el gol albiceleste. Y a partir de ahí ofensiva total para lograr una diana que les llevase directos a la Liga.

A punto estuvo de llegar en una falta botada por Sosa, que se fue por muy poco arriba. A punto estuvo también en una ocasión de David Villa que sacó de forma perfecta Willy. Y a punto estuvo de llegar, con el partido del Barça ya finalizado, gracias a Adrián. El asturiano se sacó un disparo perfecto y preciso a la escuadra con el interior de su diestra desde el área grande al que reaccionó Caballero para despejar la Liga hasta la última jornada en el Camp Nou.

Ahí es donde será el acto final. El partido que diga si todo lo que ha hecho el Atlético ha sido en serio o si simplemente ha sido el animador de otro título más para el Barça. Fundamental será recuperar a Diego Costa, y más aún lo será la charla y la motivación que Diego Simeone imprima al plantel. El miedo a las alturas está prohibido en Barcelona.