Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EUROPA LEAGUE | Östersunds 2-2 Athletic Club

Iñaki Williams salva al Athletic en los últimos minutos

El Athletic ha conseguido un empate a dos tras el tanto de Iñaki Williams en el minuto 88 departido. Los Leones se adelantaron con un gol de Aduriz pero el Östersunds sueco se repuso y llevo al equipo vasco al límite. Con dos puntos, el equipo de Ziganda se sitúa en la tercera plaza de su grupo de Europa League.

Agencias | Madrid | Actualizado el 19/10/2017 a las 21:10 horas

Los jugadores del Athletic celebran un gol

Los jugadores del Athletic celebran un gol / EFE

Un gol a última de Iñaki Williams rescató este jueves al Athletic Club del precipicio que se le abría a sus pies en Suecia con una derrota ante el Östersund que le dejaba casi eliminado en la fase de Grupos de la Liga y que al final fue un empate (2-2) que le mantiene un hilo de vida pero que no empaña para nada el mal partido de los leones en el Jämtkraft Arena.

Fue en el minuto 90 cuando Williams, que salió en la segunda parte, equilibró, rematando en el primer palo una gran jugada iniciada por Markel Susaeta y continuada por Aritz Aduriz, la remontada sueca al gol inicial de Aduriz en un regalo al cuarto de hora del meta Aly Keita apurado por Iñigo Córdoba.

Después, ya en la segunda parte, primero el camerunés Alhaji Hero y posteriormente el inglés Curtis Edwards dieron la vuelta a ese tanto del ariete internacional en un partido que el Östertund mereció ganar por goleada.

Si no se impusieron por un resultado de escándalo los suecos fue porque Iago Herrerín hizo un partido memorable, aun con el error, compartido con Aymeric Laporte, que precedió al 1-1. Un mal despeje para nada comparable al mal partido de su equipo, al Edwards le cogió despistado al menos en media docena de disparos al borde del área y Ken Sema desbordó continuamente por la banda derecha.

A pesar del empate, el Athletic queda en una delicada situación con dos puntos en tres partidos. A cinco del líder Östersund, que tiene siete, y a cuatro del Zorya Luhansk, que tras ganar en San Mamés en la segunda jornada hoy ha vencido también en la tercer al Hertha Berlín.

La primera jugada de peligro fue del Athletic, una combinación de derecha a izquierda al minuto y medio de choque que finalizó mal Córdoba, con un disparo muy desviado, estando solo ya en el área y en muy buena situación.

Fue un espejismo, ya que a partir de ahí el Östersund se hizo con el control del juego y no dejó de probar a Iago Herrerín, el mejor de su equipo sin duda y el gran héroe en el 0-1 al descanso.

Hasta tres intervenciones importantes encadenó el meta bilbaíno en los cinco minutos para mantener el 0-0 en el marcador. Todas ellas de gran mérito: un paradón a Sema en un disparo cruzado, un despeje en el primer palo tras un rechace de una compañero a un centro desde la izquierda y una salida ante Edwards al borde del área pequeña.

Aún tuvieron los locales otra antes de que el Athletic se acercase de nuevo con peligro a su campo. Fue un disparo de Edwards, alto, tras el saque de córner de la jugada anterior.

Una jugada un tanto afortunada visitante, un centro chut sin mayor intención de Balenziaga desde casi medio campo, que casi sorprende a Keita, supuso un cambio de rumbo del partido.

Ese cambio se concretó en una jugada bilbaína, aún mas afortunada. El regalo de Keita que dio el 0-1 a Aduriz. Al meta local le salió demasiado largo el control de una cesión de Mukiibi y además se resbaló ante la presión de Keita, que se hizo con la pelota y dejó que Aduriz marcase a puerta vacía.

Se paró durante el partido durante el segundo cuarto de hora y el Östersund volvió a la carga llegándose a la media hora con un par de ocasiones de Edwards, a quien Iago le apuró para que fallase.

Un cabezazo de Aduriz, que remató un tanto a destiempo, a centro de Susaeta, amenazó el 0-2, pero Gero marró una nueva clara ocasión para su equipo, un testarazo en el área pequeña que le salió desviado y Edwards se encontró con Etxeita en otro disparo desde la frontal.

Salió vivo el Athletic de la primera parte, pero la segunda le fue un calvario con la remontada local. La inicio Gero aprovechando un mal rechace de Iago y un posterior mal despeje de Laporte a otro disparo de Edward desde el borde del área.

Y en el enésimo disparo desde esa misma posición, Edwards encontró la red con un lanzamiento a bote pronto que se fue abriendo hasta tocar la red sin que Iago lo viese llegar y con Bóveda desesperado viendo entrar el balón.

Un remate de Raúl adelantándose a la defensa local no paró el aluvión de los de blanco, que no marcaron el 3-1 por cierta falta de fortuna y acierto y porque Herrerín, a pesar de su error en el 1-1, tuvo una tarde excelente. Así, fue frenando a Sema, a Petterson, a Ghoddos varias veces y a Nuri para evitar la merecida goleada sueca.

Esa buena actuación de Iagop tuvo su recompensa al final con el gol de Williamsa a pase de Aduriz en una jugada iniciada por Susaeta. El capitán del Athletic ya pudo empatar un minuto antes en otra brillante acción y fue sin duda clave en los últimos minutos para el empate de un Athletic que, en cuanto a juego y ocasiones, pudo haber salido de Suecia vapuleado.